¡El cateterismo cardíaco!

El tema de hoy es el cateterismo cardíaco o angiografía coronaria. La idea de hablar sobre este tema es explicar básicamente cómo se realiza el procedimiento, las indicaciones inherentes y los riesgos que conlleva.
Primero cabe decir que sirve tanto para diagnosticar como para tratar enfermedades del corazón.
Se procede en una sala similar a la de operaciones, con el paciente sedado, se le introduce una sonda o catéter en la arteria radial en la muñeca o en la arteria femoral en la ingle.
Este catéter llega hasta las arterias coronarias del corazón y se introduce un medio de contraste yodado. Una vez ahí, se visualizan las estructuras del corazón y sus arterias, con esto se diagnostican o se tratan las enfermedades, ya sea una arteria obstruida poniendo un stent o resorte pequeño, una válvula dañada o un orificio en el corazón, entre otras.

¿Cuánto dura el procedimiento?
Depende del fin. Por ejemplo si es sólo para diagnóstico puede durar aproximadamente 20 minutos a 1 hora. Pero si es para reparar alguna estructura se puede prolongar. Cabe mencionar que entre más dure, puede haber más riesgos de complicarse.

¿A cuales pacientes se les debe realizar el cateterismo cardíaco?
Para realizar el procedimiento existen indicaciones, por lo que no se hace de rutina. Es necesario hacer un balance entre los riesgos y los beneficios del paciente.

Pero en general las indicaciones son:

  • Definir la presencia o severidad de una lesión cardiaca ya sospechada mediante estudios no invasivos como un EKG (electrocardiograma), Rx de tórax, PE (prueba de esfuerzo), ECO (ecocardiograma) y TAC (Tomografía Axial Computarizada) o RMN (resonancia magnética cardiaca).
  • Durante un infarto del corazón.
  • Posterior a un infarto.
  • Dolor de pecho por enfermedad causada debido a colesterol en las arterias del corazón.
  • Problemas con las válvulas del corazón.
  • Insuficiencia cardiaca o sea un corazón grande.
  • Enfermedades congénitas o sea de nacimiento.
  • Antes de una cirugía cardiaca mayor o sea a corazón abierto.
  • Arritmias o un marcapaso.

¿Cuánto tiempo puede esperar un paciente para realizarse dicho procedimiento?
Esto depende de la enfermedad o severidad de la lesión, podríamos decir que es la pregunta del millón.
Si a usted le da un infarto, se debe realizar en ese momento o al menos en los primeros días.
Si es una enfermedad más “crónica” o “vieja”, pude esperar un poco más, pero el tiempo es controversial. Entre más semanas espere, más riesgo de morir debido al avance de la enfermedad; pero depende de cuál es la enfermedad de fondo y del paciente.

¿Qué tipo de riesgos existen al realizarse un cateterismo?
Para hablar de riesgos debemos decir que hay pacientes que tienen más riesgos que otros, por ejemplo: paciente mayor a 70 años, obesos, desnutridos, DM2 (Diabetes Mellitus tipo 2), HTA (Hipertensión arterial), enfermedades pulmonares como enfisema, insuficiencia renal, entre otras.

Lo podemos dividir en riesgos leves y graves.
Riegos Leves:

  • Sangrado por el lugar de entrada del catéter.
  • Formación de un aneurisma.
  • Fistula arteriovenosa.
  • Oclusión de la arteria que se reparó, requiriendo una trombectomía que es una cirugía de emergencia para deshacer el coágulo obstructivo.

Riesgos graves:

  • Infarto del corazón.
  • ECV (enfermedades cerebrovasculares).
  • Reacción al medio de contraste.
  • Perforación de la pared de corazón o de las arterias.
  • Daño renal por el medio de contraste que se introduce y el cual es toxico para el riñón.

El cateterismo cardíaco no evita que el padecimiento raíz siga avanzando. Por eso, lo importante para detener la enfermedad es seguir estilos de vida saludables como por ejemplo:

  • Una dieta balanceada y más que nada Baja en Grasas.
  • Realizar ejercicio regular de al menos 30 minutos, 3 veces por semana.
  • Mantener un buen control de la HTA y la DM2 en las personas que lo padecen.
  • Y por último, tomarse los medicamentos al pie de la letra como se lo haya indicado su médico de cabecera.

¿Sabes qué es el colesterol y los factores de riesgo?

En esta ocasión vamos a comentar sobre el colesterol y algunos factores de riesgo, asimismo veremos aspectos que nos ayudaran a convivir y mejorar nuestros hábitos para una vida más saludable.

¿Qué es la Dislipidemia?
La dislipidemia es una alteración del metabolismo de los lípidos, con su consecuente elevación anormal de grasas en sangre (colesterol, triglicéridos, colesterol de alta densidad o HDL y colesterol de baja densidad o LDL).

¿Que es el colesterol?
El colesterol es una sustancia grasosa, presente en todos los seres vivos que proviene del mismo cuerpo y de la comida ingerida; necesaria para el funcionamiento del cuerpo, sin embargo el exceso es dañino para la salud, debido a que el exceso de colesterol en la sangre, se adhiere a las paredes de las arterias, lo cual se denomina placa; produciendo estrechamiento e incluso obstrucción en las arterias.

¿Qué quiere decir Colesterol “Malo” y Bueno”?
El “Colesterol Malo” es el LDL o lipoproteínas de baja densidad, que en niveles altos se asocian al riesgo de enfermedades del corazón y otros órganos.
El “Colesterol Bueno” es el HDL o lipoproteínas de alta densidad, este se considera un factor protector contra ataques del corazón.

¿Cómo se clasifica la Dislipidemia?
Se puede clasificar en:

  • Primarias: o sea no asociada a otras enfermedades, es decir hereditarias; es la forma menos frecuente.
  • Secundarias: son vinculadas a otras entidades enfermedades, como: diabetes, hipotiroidismo, obesidad, síndrome metabólico.
  • De acuerdo con la alteración, como: hipercolesterolemia aislada, hipertrigliceridemia aislada, dislipemia mixta.
  • Defici de HDL aislado.

¿Cuáles son los factores de riesgo?

  • Antecedentes familiares con dislipidemia.
  • Sobrepeso u Obesidad.
  • Edad adulta y aumenta mucho más a partir de los 45 años en Hombres, y a partir de los 55 años en las mujeres. Aunque cada vez es más frecuente en adolescentes y jóvenes.
  • Más frecuencia en los hombres que en las mujeres.
  • Inactividad física o sedentarismo.
  • Dieta rica en grasas saturadas como las grasas de origen animal.
  • El Tabaco

¿Qué síntomas puede producir?
Generalmente no existen síntomas. Pero a veces pueden ocasionar dolor abdominal, fatiga, zumbido de oídos, mareos, malestar general, y dolor o adormecimiento en los pies.

¿Qué complicaciones se pueden producir?
La complicación más importante de las dislipidemias a lo largo del tiempo son los infartos en el corazón, y los eventos cerebro vasculares, debido a la ateroesclerosis (que es la acumulación de grasa en las arterias).

Además, otras como:

  • Enfermedades del Páncreas y del Hígado.
  • Piedras o cálculos en la Vesícula Biliar.
  • Aterosclerosis: engrosamiento y taponamiento de las arterias
  • Promueven el desarrollo de Diabetes Mellitus e Hipertensión Arterial.

¿Cómo se diagnostica?
Se diagnostica mediante un examen de sangre llamado perfil lipídico. El cual cuenta con la medición del Colesterol total, LDL, HDL y Triglicéridos.
Cuando hay elevación de esas, en especial de LDL,  se eleva el riesgo de sufrir enfermedades del corazón y taponamiento de todas las arterias en general.
La concentración del colesterol total debe ser menor a 200 mg/dl, los  triglicéridos deben ser menor a 150 mg/dl,  el LDL debe ser menor a 130 mg/dl, y el HDL que es el colesterol bueno debe ser mayor a 40 mg/dl.

¿Cada cuánto tiempo es necesario realizarse estos exámenes de sangre para saber los niveles de colesterol?
En personas sanas es importante realizarlos cada año. Si son personas que padecen alguna enfermedad crónica, se pueden realizar hasta cada 6 meses. Pero si se detectan niveles altos de lípidos en sangre, se deben hacer cada 3 meses hasta que esos se regulen a un nivel normal.

¿Cuál es el tratamiento de las dislipidemias?
El tratamiento debe ser individualizado para cada persona. En todos los casos es fundamental una dieta sana, baja en grasa, hacer ejercicio regularmente y eliminar el tabaco. De hecho el ejercicio disminuye el LDL que es el colesterol malo, y aumenta el HDL, que es el colesterol bueno, el cual se considera un factor protector. Además la fibra tiene un efecto benéfico sobre este problema.

Es útil la intervención de un médico y un nutricionista, y algunas veces de un psicólogo también.
Cuando se toman todas estas medidas y las concentraciones de colesterol no disminuyen, es necesario el uso de algunos medicamentos. Pero el uso de estos debe ser limitado, con un aproximado de 3 meses consecutivos solamente, debido a que su uso por menos de 3 meses no disminuiría el colesterol, y su uso por mucho tiempo puede ocasionar efectos nocivos para la salud (como insuficiencia hepática y alteraciones musculares graves), además normalmente causan náuseas y diarrea en algunas personas.

Los medicamentos más usados son la Lovastatina para disminuir el LDL o el Gemfibrozilo para disminuir los triglicéridos. En caso de dislipidemia mixta, es decir aumento del LDL  Trigliceridos, es preferible intentar disminuir primero el LDL, ya que es el más malo; y no se pueden utilizar los dos medicamentos juntos porque producen daño en los músculos.

¿Qué tipo de alimentos se deben consumir y cuales se deben evitar?

  • Mejorar y cambiar los hábitos de alimentación consumiendo los alimentos apropiados (frutas, vegetales, legumbres, cereales).
  • Evitar los alimentos ricos en grasas saturadas de origen animal (manteca de cerdo, carnes rojas, hígado, etc.), ni alimentos fritos.
  • Se puede consumir aceite de oliva, aceite de canola, de girasol o maíz.
  • Disminuir el consumo de salsas procesadas y harinas.
  • Aumentar el consumo de agua.
  • Suspender el consumo de licor.

¿Algunos consejos para nuestros seguidores?
La base de nuestra salud, se encuentra en una alimentación sana y un ejercicio regular de al menos 30 minutos unos 5 días a la semana. Además es bueno un chequeo médico al menos una vez al año en personas sanas.