¡El cateterismo cardíaco!

El tema de hoy es el cateterismo cardíaco o angiografía coronaria. La idea de hablar sobre este tema es explicar básicamente cómo se realiza el procedimiento, las indicaciones inherentes y los riesgos que conlleva.
Primero cabe decir que sirve tanto para diagnosticar como para tratar enfermedades del corazón.
Se procede en una sala similar a la de operaciones, con el paciente sedado, se le introduce una sonda o catéter en la arteria radial en la muñeca o en la arteria femoral en la ingle.
Este catéter llega hasta las arterias coronarias del corazón y se introduce un medio de contraste yodado. Una vez ahí, se visualizan las estructuras del corazón y sus arterias, con esto se diagnostican o se tratan las enfermedades, ya sea una arteria obstruida poniendo un stent o resorte pequeño, una válvula dañada o un orificio en el corazón, entre otras.

¿Cuánto dura el procedimiento?
Depende del fin. Por ejemplo si es sólo para diagnóstico puede durar aproximadamente 20 minutos a 1 hora. Pero si es para reparar alguna estructura se puede prolongar. Cabe mencionar que entre más dure, puede haber más riesgos de complicarse.

¿A cuales pacientes se les debe realizar el cateterismo cardíaco?
Para realizar el procedimiento existen indicaciones, por lo que no se hace de rutina. Es necesario hacer un balance entre los riesgos y los beneficios del paciente.

Pero en general las indicaciones son:

  • Definir la presencia o severidad de una lesión cardiaca ya sospechada mediante estudios no invasivos como un EKG (electrocardiograma), Rx de tórax, PE (prueba de esfuerzo), ECO (ecocardiograma) y TAC (Tomografía Axial Computarizada) o RMN (resonancia magnética cardiaca).
  • Durante un infarto del corazón.
  • Posterior a un infarto.
  • Dolor de pecho por enfermedad causada debido a colesterol en las arterias del corazón.
  • Problemas con las válvulas del corazón.
  • Insuficiencia cardiaca o sea un corazón grande.
  • Enfermedades congénitas o sea de nacimiento.
  • Antes de una cirugía cardiaca mayor o sea a corazón abierto.
  • Arritmias o un marcapaso.

¿Cuánto tiempo puede esperar un paciente para realizarse dicho procedimiento?
Esto depende de la enfermedad o severidad de la lesión, podríamos decir que es la pregunta del millón.
Si a usted le da un infarto, se debe realizar en ese momento o al menos en los primeros días.
Si es una enfermedad más “crónica” o “vieja”, pude esperar un poco más, pero el tiempo es controversial. Entre más semanas espere, más riesgo de morir debido al avance de la enfermedad; pero depende de cuál es la enfermedad de fondo y del paciente.

¿Qué tipo de riesgos existen al realizarse un cateterismo?
Para hablar de riesgos debemos decir que hay pacientes que tienen más riesgos que otros, por ejemplo: paciente mayor a 70 años, obesos, desnutridos, DM2 (Diabetes Mellitus tipo 2), HTA (Hipertensión arterial), enfermedades pulmonares como enfisema, insuficiencia renal, entre otras.

Lo podemos dividir en riesgos leves y graves.
Riegos Leves:

  • Sangrado por el lugar de entrada del catéter.
  • Formación de un aneurisma.
  • Fistula arteriovenosa.
  • Oclusión de la arteria que se reparó, requiriendo una trombectomía que es una cirugía de emergencia para deshacer el coágulo obstructivo.

Riesgos graves:

  • Infarto del corazón.
  • ECV (enfermedades cerebrovasculares).
  • Reacción al medio de contraste.
  • Perforación de la pared de corazón o de las arterias.
  • Daño renal por el medio de contraste que se introduce y el cual es toxico para el riñón.

El cateterismo cardíaco no evita que el padecimiento raíz siga avanzando. Por eso, lo importante para detener la enfermedad es seguir estilos de vida saludables como por ejemplo:

  • Una dieta balanceada y más que nada Baja en Grasas.
  • Realizar ejercicio regular de al menos 30 minutos, 3 veces por semana.
  • Mantener un buen control de la HTA y la DM2 en las personas que lo padecen.
  • Y por último, tomarse los medicamentos al pie de la letra como se lo haya indicado su médico de cabecera.